jueves, 23 de octubre de 2008

PROLOGO


Si el proletariado no está en situación revolucionaria। ¿Dónde ha de detener sus pasos el anarquista? Rebelde de todas las horas, sin dios, sin amo, sin patria, será un extranjero, un nómada en la ciudad. ¿Qué importa? 2000 años antes de cristo un escriba egipcio anotó: “He aquí el miserable extranjero. No permanece en el mismo sitio. Sus pies caminan sin tregua. Combate desde los tiempos primitivos, no vence, no es vencido.”

Extraterritorial, miserable para el Estado, el ambulante salvaguarda su dignidad, siempre despierto, sin sujeción a fronteras, sin espejismos crédulos, abre interrogantes como caminos.
Cínico y corrosivo hasta consigo mismo, he aquí el anarquista, no se nomina ni se embandera, deja esas minucias para los que buscan seguridad.

1 comentario:

SergioH dijo...

Vamos con la Parrhesía!!! Que la voz de los libertarios y ácratas resuene claro y fuerte frente a la marejada mentirosa y necia de la "opinión pública". "Nadie esta más perdidamente esclavizado que aquellos que falsamente creen ser libres." W. Goethe 1749-1832